Para obtener algo, siempre habrá algo que dejar atrás

Para obtener algo, siempre habrá algo que dejar atrás

"El Señor había dicho a Abram: Vete de tu tierra , de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré, ..."  Génesis 12:1

Abram  que luego Dios le cambió el nombre a Abraham (Génesis 17:5) es conocido como el padre de la fe, de cuya descendencia viene el pueblo de Dios. Hijo de una familia de idólatras, en Ur ,  que no conocía profundamente a Dios, recibió un llamado a ser el principio de un gran nación, que no termina en el pueblo judío, sino en todos los habitantes del mundo  que han recibido a Cristo como Salvador.

El nombre Abraham es conocido prácticamente en todo el orbe. Pero el tuvo que  tomar una decisión para obtener este gran privilegio de Dios, esto es dejar todo atrás y comenzar de nuevo.

Cuando queremos obtener algo bueno para nuestras vidas debemos pensar que siempre habrá algo que dejar atrás, tal vez el orgullo, las riquezas, el rencor, la venganza, el vicio, el carácter, algunas amistades, la comodidad, etc. En el mismo Jesús lo vemos, como dice el apóstol Pablo en su carta a los Filipense capítulo 2 respecto a Cristo " se despojó a si mismo de toda su gloria y poder, vino a la tierra  y se hizo siervo, semejante a los hombres e hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz"  (paráfrasis). Cuando Jesús llamó a sus apóstoles a muchos les dijo, ven y sígueme, te haré pescador de hombres, y de ellos se dice, "dejándolo todo, le siguieron".  Quizá ese el el gran problema del por qué el ser humano no avanza en el terreno espiritual, puede tener todo en esta tierra, pero es pobre de espíritu, quizá por eso hay tanto fracaso matrimonial, tanta juventud perdida, envidia, guerras; porque no estamos dispuestos a dejar algo, existe lo contrario, retener cosas, no ceder, no estar dispuesta a hacer el cambio, sino esperar que el otro lo haga.

El Señor dijo a Abram, deja todo lo que te impide ser bendecido, y ve a la tierra que yo te diré. El no venía de una familia que adoraba a Dios, no vivía en una tierra que le encaminara a una vida espiritual, por lo tanto debía dejar eso atrás y empezar de nuevo.  Si quieres cambios reales en tu vida, también debes considerar cosas que dejar, debes considerar que todo tropiezo debe ser quitado. Jesús dijo "que saca el hombre de ganar todo el mundo y perder su alma". La biblia dice que el atleta debe despojarse de todo peso, para llegar a la meta. Así nosotros, para llegar a la meta, a lo que realmente deseas en lo profundo de tu corazón y que es más que lo que ofrece este mundo, debes hacer planes parta realizar cambios y considerar dejar algo atrás. Esto no significa que no trabajes ni te esfuerces, que te no tengas anhelos de progresar en esta vida, esto significa que debes analizar que hay en ti que te es tropiezo para avanzar en una vida espiritual, en alcanzar algo que realmente te llene a ti, a tu familia, a tus hijos. Debe ser muy triste tenerlo todo y no tener nada. Aún es tiempo, medita sobre esto y pide a Dios que te ayuda a re-ordenar tu vida y darle una verdadera orientación, pide a Dios que te de fuerzas para hacer cambios, para dejar atrás aquello que tu sabes que realmente no te bendice, yo lo hice un día y sigo trabajando en ello hasta hoy , y jamás me he arrepentido...... 

 

Dios te bendiga esta semana.